Blog

«¿Puedo geolocalizar a mis empleados?». «¿Mi empresa puede geolocalizarme?»

12 Ene 2019

El artículo 90 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD), titulado “Derecho a la intimidad ante la utilización de sistemas de geolocalización en el ámbito laboral”, expresa:

«Los  empleadores  podrán  tratar  los  datos  obtenidos  a  través  de  sistemas  de geolocalización  para  el  ejercicio  de  las  funciones  de  control  de  los  trabajadores  o  los empleados  públicos  previstas,  respectivamente,  en  el  artículo  20.3  del  Estatuto  de  los  Trabajadores y en la legislación de función pública, siempre que estas funciones se ejerzan dentro de su marco legal y con los límites inherentes al mismo».

«Con carácter previo, los empleadores habrán de informar de forma expresa, clara e  inequívoca  a  los  trabajadores  o  los  empleados  públicos  y,  en  su  caso,  a  sus  representantes, acerca de la existencia y características de estos dispositivos. Igualmente deberán informarles acerca del posible ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, limitación del tratamiento y supresión».

Además, en la Disposición final decimotercera, titulada “Modificación del texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores”, se  añade  un  nuevo  artículo  20  bis  al  texto  refundido  de  la  Ley  del  Estatuto  de  los  Trabajadores,  aprobado  por  Real  Decreto  Legislativo  2/2015,  de  23  de  octubre,  con  el  siguiente contenido:

«Artículo  20  bis. 

Derechos  de  los  trabajadores  a  la  intimidad  en  relación  con  el  entorno digital y a la desconexión. Los  trabajadores  tienen  derecho  a  la  intimidad  en  el  uso  de  los  dispositivos digitales puestos a su disposición por el empleador, a la desconexión digital y a la intimidad  frente  al  uso  de  dispositivos  de  videovigilancia  y  geolocalización  en  los  términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales».

Asimismo, en la disposición final  decimocuarta, titulada “Modificación  del  texto  refundido  de  la  Ley  del  Estatuto Básico del Empleado Público”, se añade una nueva letra j bis) en el artículo 14 del texto refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público, aprobado por Real Decreto Legislativo 5/2015, de 30 de octubre, que especificará:

«j bis)

A la intimidad en el uso de dispositivos digitales puestos a su disposición y  frente  al  uso  de  dispositivos  de  videovigilancia  y  geolocalización,  así  como  a  la  desconexión digital en los términos establecidos en la legislación vigente en materia de protección de datos personales y garantía de los derechos digitales».

¿Qué suponen estos cambios?

La nueva ley refuerza las garantías del derecho a la intimidad de los trabajadores. En este sentido, recoge el derecho a la intimidad de los empleados cuando usan dispositivos digitales puestos a su disposición por la empresa, así como les protege frente al uso de instrumentos de videovigilancia y geolocalización.

No obstante, la empresa sigue teniendo derecho a instalar estos sistemas, pero siempre teniendo en cuenta varios requisitos:

  • Informar a los trabajadores, de modo expreso, preciso e inequívoco, de su instalación, protocolo de uso y fines.
  • Estas medidas de control deben cumplir con los principios de idoneidad y proporcionalidad.
  • Estos dispositivos solo pueden usarse con el objetivo de controlar que el trabajador cumple con sus obligaciones laborales.
  • La empresa no podrá instalar cámaras en áreas de descanso, aseos, vestuarios… 
  • El control o vigilancia mediante un dispositivo GPS solo se puede realizar durante la jornada laboral. Nunca podrá estar activo en momentos de la vida privada del empleado.